A los fieles de la Diócesis de Girardot, un fraterno saludo en Cristo Buen Pastor.

Como lo anunciamos en un comunicado anterior, el sacerdote Nicolás Zapata decidió apartarse de la comunión con la Iglesia Una, Santa Católica y Apostólica y de la obediencia al Santo Padre Francisco, así como al Obispo Diocesano.

Por consiguiente su predicación, su doctrina y sus ritos litúrgicos no son parte de la acción de la Iglesia y todas las personas que siguen las enseñanzas de Nicolás y asisten a sus celebraciones se ponen igualmente al margen de la Iglesia católica.

Es nuestra tarea orientar a nuestros fieles y advertirles de los riesgos que tienen para su fe y para la salvación de sus almas al escuchar y seguir a personajes que se consideran "iluminados" y que no reconocen más autoridad que sus caprichos e intereses egoístas, disfrazados de intenciones piadosas y buenas.

Invitamos a los fieles católicos a defender la unidad de nuestra Iglesia, viviendo de corazón sus enseñanzas y obedeciendo sus orientaciones que nos conducen por caminos seguros de salvación.

Atentos con esos falsos pastores que, usurpando los signos y símbolos tan apreciados de nuestra amado Iglesia, pretenden alcanzar a como dé lugar, sus intereses y ambiciones, recibir honores y ser venerados como santos y mártires.

DIÓCESIS DE GIRARDOT