Pastoral Social

sitio web

Pastoral Social

        LA MAYOR NECESIDAD

Cierta vez Napoleón Bonaparte declaró que la mayor necesidad de su país era la tener madres. En su desesperación por disponer de un mayor número de soldados, el gran corso quería que hubiera más madres que dieran a luz más hijos, para luego enviarlos al frente de la batalla. Y en nuestros días, aunque por motivos muy diferentes, podríamos asegurar que la gran necesidad del mundo sigue siendo la misma: la de madres que sepan cumplir cabalmente su papel de forjadoras  del hogar y del carácter de sus hijos.

­­̶ Mi hijo siempre vuelve a casa entre las dos y las cuatro de la mañana   ̶  le decía una vecina a otra.

̶ ¿Y por qué regresa tan tarde?  ̶  Pregunto la segunda.

Lo que pasa es que  mi niño le gusta andar con sus amigos por ahí  ̶  respondió la primera.

El “niño” tenía diecinueve años. Y ese “niño”, ¿no tenía nada que hacer al día siguiente, que podía acostarse tan tarde cada noche? ¿No trabajaba ni estudiaba? Y si regresaba tan tarde al hogar, ¿qué clase de vida familiar cultivaba con sus padres? Esos padres, ¿sabían exactamente qué hacía su hijo adolecente a tan altas horas de la noche?

¿Sabes dónde se encuentran y qué hacen tus hijos en cada momento del día? ¿Conoces a los amigos de tus hijos? ¿Sabes realmente como les está yendo en el colegio o universidad? Si ignoras esta información, no deberías sorprenderte si tus hijos tomaran un rumbo equivocado y fueran arrastrados por malas compañías. Ningún niño, ningún joven se echa a perder de un día para otro. Son las pequeñas negligencias, la falta de disciplina y la ausencia de buen ejemplo  en el hogar o a lo largo del tiempo los factores que destruyen la vida de un hijo.

Pero ¡cuán diferente puede ser la suerte de un hijo cuando sus padres le proporcionan afecto, amistad, disciplina, orientación y el ejemplo de una conducta de bien! El hijo necesita y desea que sus padres lo corrijan, le marquen horarios y se interesen vivamente en todos los detalles de su vida juvenil. Proceder de otro modo es dejar solos a nuestros hijos e hijas, sometidos a influencias peligrosas.

Hoy se necesitan padres y madres que sepan ser concejeros de sus hijos; que sepan despertar en ellos el amor  a la pureza, el hogar y el amor supremo a Dios. Padres que conviertan la casa en un pequeño santuario donde palpite y se inculque la fe. Padres cuya conducta valga la pena admirar e imitar. Padres, en fin, que destilen un amor apacible, prudente y constante para iluminar el sendero de sus hijos. ¿Qué hogar podría fracasar y qué hijo podría sucumbir con padres de este tipo?

Tomado del libro (a pesar de todo…Que linda es la vida). Págs. 45-46. Autor: Enrique Chaij.

ACTIVIDADES DEL SECRETARIADO DIOCESANO DE LA FAMILIA.

Queremos compartir con todos ustedes por este medio diocesano, un fraterno y cordial saludo a todas las familias, que son la esencia y núcleo de nuestra Iglesia y sociedad. A la vez que informamos de algunas actividades que viene desarrollando el  secretariado de pastoral familiar y otras a realizar en este año pastoral 2019.

Presentamos a las parejas que recibieron su catequesis prematrimonial en el mes de febrero en el Arciprestazgo San Miguel, perteneciente a las parroquias de la ciudad de Girardot. Y hacemos la cordial invitación a las parejas que están pensando en dar el paso al sagrado matrimonio y quieran prepararse, en este mes tendremos curso prematrimonial; del sábado 2 de marzo al siguiente sábado 9 de marzo, en el salón San Juan Pablo II de la curia diocesana. Mayor información en el despacho parroquial de la catedral de Girardot.

También tenemos como actividad especial en nuestro Arciprestazgo San Miguel, la asamblea bíblica familiar, es un encuentro con la palabra de Dios alrededor de la reflexión, oración y alabanza para toda la familia. Tiene una trayectoria de 10 años de experiencia que ha ayudado a muchas familias y fieles laicos a estar comprometidos con sus parroquias. A todas las familias de la ciudad de Girardot la cordial invitación a participar de estas asambleas que nos fortalecen como familia y nos da la gracia de perseverar en el camino de nuestra fe.

PROGRAMAS QUE DESARROLLA:

  1. promueve, orienta y asesora a nivel vicarial y parroquial, la pastoral prematrimonial.

  2. Coordina, en colaboración con los parró­cos cursos de preparación al matrimonio en cuanto a contenidos, intensidad y actualización.

  3.  promueve el conocimiento y difusión de movimientos que trabajan en el campo de la pastoral familiar: Encuentro matrimonial, pos de Nuestra Señora, Cursillos de Cristiandad, etc.

  4. Capacita agentes que colabora con el párroco en la pastoral      familiar, este trabajo se realiza, mediante el estudio         programado conocido como la EFE (Escuela de familias     evangelizadas y Evangelizadoras). en esta escuela, se han     formado cerca de 300 agentes de pastoral.

  5. Atiende de la mejor manera a las parejas que viven en estado irregular.

  6. Difunde la doctrina de la Iglesia sobre la pastoral familiar, especialmente en "Familia­ris Consortio"y Directorio Nacional de Pasto­ral Familiar.

  7. Acompaña a la familia, para que descu­bra sus valores y compromisos, ayudándole a vivir su misión en la escuela de la vida, del amor y de la fe.

  8. Orienta y acompaña , si es necesario, las escuelas de padres.

  9. Diseña y recopila material de apoyo para la pastoral familiar.

  10. Asesora y acompaña convivencia y retiros para parejas.

  11. Convoca encuentros diocesanos de delegados de pastoral familiar.

  12. Crea, asesora y fortalece en coordinación con los párrocos, el Comité de Pastoral Fa­miliar.

  13. Acompaña y hace seguimiento a pare­jas en dificultad.

  14.  Asesora en la organización de la Escuela de Padres.

Durante los últimos años, la comisión se ha es­merado en realizar encuentros diocesanos y sec­toriales de sacristanes, monaguillos, proclama-dores de la Palabra, animadores de canto y ministros extraordinarios de la comunión.

Su objetivo, ha sido el de formar y actualizar de manera permanente al clero y a las comuni­dades parroquiales, en la recta celebración de su fe, como expresión del espíritu de comunión de una Diócesis, que celebra y vive las acciones litúrgicas, para glorificar a Dios y santificar a los hombres.

DIÓCESIS DE GIRARDOT

Contáctanos